Gex (Análisis)

PortadasGex

Gex es un juego de plataformas desarrollado por Crystal Dynamics y publicado por Crystal Dynamics (PlayStation 1 y Sega Saturn), BMG Interactive y Microsfot Game Studios (versión de PC). Fue el primer título de una trilogía (Gex; Gex: Enter the Gecko; Gex 3: Deep COver Gecko), que sería considerada en el círculo de los clásicos de la vieja pero inolvidable PS1, a pesar de que viera la luz por primera vez en la 3DO en 1994.

Gex llegó a la PS1 en 1995 y a la Sega Saturn y PC en 1996, alcanzando  su mayor éxito en la PS1, gracias a la cual incluso fue relanzado en 2009 para descarga digital en la PSN. Sin embargo, la buena lagartija es parte del nada honroso club de los personajes olvidados por Sony (Crash Bandicoot, Spyro, Croc) y que sin duda, poseen una gran cantidad de fanáticos rezando por su regreso.

Sin embargo es curioso como a pesar de que la trilogía se estableció correctamente en aquellos años (donde los plataformas eran los monarcas), pocos recuerdan al primero de la serie. Cabe entonces preguntarse el porqué de este olvido y para muchos la razón principal pudiera ser la simplicidad del juego, que en lo personal nunca me ha parecido suficiente como para enterrar a Gex en una pila de polvo y abandono. Después de todo, existen otras razones para ello, algunas justas y otras… no tanto.

El primer punto a considerar es la historia, que como la de muchos juegos de la época, es simple. Resulta que Gex vive con su familia en Hawaii cuando se entera que su padre, una lagartija astronauta, ha muerto en una explosión ocurrida en una misión de la NASA. Gex entra en depresión y gasta el tiempo viendo el televisor, que vende su madre al darse cuenta de ello. Como resultado de esto, nuestra querida lagartija (bueno, un gecko) se emberrincha y enfurecido abandona a su familia, con la cual retoma contacto al enterarse de que han heredado una fortuna gracias a la cual puede conseguirse un nuevo televisor, esta vez gigante.

Así pues, un día cualquiera Gex se encuentra mirando su programa favorito cuando es interrumpido por una señal de la dimensión de los medios, que a resumidas cuentas es una región espacio-temporal donde las temáticas televisivas conforman la realidad (igual que TELEVIS…qué?). De pronto y sin previo aviso, Rez, una entidad cibernética cuyo propósito es dominar el mundo, atrapa a Gex y lo arrastra a su imperio televisivo, donde tomamos el control por primera vez.

maxresdefault

Rez secuestrando a Gex

Suena normal, ¿no? Y lo cierto es que sí, Gex no posee una temática profunda ni busca promover la reflexión, a pesar de la clara intención por burlarse de ciertas convenciones del entretenimiento. Es un juego que únicamente desea hacernos pasar un buen rato (como antes solían ser!) Aunque claro, si quieren buscarle un significado oculto a cada elemento del juego pues…

El problema de la historia, es que en realidad no aporta nada al juego. La muerte del padre de Gex, la fortuna heredada o los demás miembros de la familia, resultan elementos desperdiciados y sólo están ahí para hacernos una introducción. Y claro, podemos argumentar que para la época, la historia en un plataformero no era tan importante y que Crash Bandicoot y Mario Bros no poseen una gran historia… bla bla bla; pero ahí tenemos a Tomb Raider, un plataformas de aventura que si bien basa su jugabilidad en la exploración y resolución de puzzles, jamás nos aleja de su historia y los niveles están diseñados acorde a ella.

En Gex sucede todo lo contrario y desde el punto en que comenzamos a jugar, la historia cambia y nos centra únicamente en Gex recorriendo múltiples canales para vencer a Rez. Entonces, ¿para qué establecer una historia si antes de la primera escena del juego ésta se cambia por otra? ¿No hubiese sido mejor crear una que enlazara la aparición de Rez con la desaparición de su padre o la herencia de la familia? Porque ni siquiera en el final se hace referencia a la historia inicialmente planteada de trasfondo. En fin…

Gex maneja un sistema de mundos divididos en niveles. Cada mundo, representado por un stage de televisión, posee una temática diferente y todos los niveles dentro de un mundo la mantienen. Así, nuestra querida lagartija debe sortear los desafíos de un cementerio, caricatulandia, la isla jungla, la villa kung-fu y finalmente Rezopolis. Aunque claro, para los amantes de los desafíos intensos siempre estará el Planeta X, una serie de niveles secretos destinados a aquellos necios masoquistas que abracen el juego hasta la muerte.

Niveles_Gex

Mundos en Gex

El planteamiento es el mismo de muchos plataformeros: deben superarse todos los niveles del mismo mundo para poder llegar a la batalla contra el jefe correspondiente y así pasar al siguiente stage. Para poder acabar un nivel es necesario recolectar el control remoto correspondiente (bueno, tiene sentido considerando que es la dimensión de los medios) que a su vez desbloqueará la siguiente prueba, las cuales aumentan de dificultad hasta llegar a la lucha con Rez, pudiendo Gex volver a casa al vencerle.

Un punto interesante y que termina definiendo a la saga, es el hecho de siempre optar por un tono de parodia con respecto a cada tema elegido, lo que permite disfrutar de los niveles, aun cuando la muerte se convierte en un elemento más que común, sobre todo en las etapas finales (porque vaya que vas a morir!!).

Tenemos entonces que enfrentar a Jason (si, el de Viernes 13), lagartijas tipo Frankenstein, Super Villanos voladores y hasta televisores poseídos por el mismísimo diablo (no realmente, solo es Rez). Por lo que al humor respecta, Gex no falla y conforme la saga se fue desarrollando éste mejoró, permitiendo inyectarle a Gex una personalidad entre arrogante y desinteresada (algo asi como el chico malo de los 90), reforzada por una serie de comentarios de distinta índole y que buscan parodiar y/o criticar.

EnemigosGex

Enemigos

Ahora, como plataformero que es, Gex tiene la capacidad de correr, saltar, agacharse y siguiendo los hábitos de toda lagartija, dar coletazos, saltar sobre su cola, pegarse a las paredes y tragar todo power-up disponible. Sin embargo, posee algunas irregularidades que lo separan de los mejores en su tipo.

Normalmente cuando hablamos de un plataformas se piensa en tres cosas casi al instante:

1.- Diferentes caminos en los niveles: hay que ir de un punto A a un punto B y puede o no haber diferentes formas de hacerlo.

2.- Recolectar objetos: el recolectar objetos repercute directamente en el juego, siempre.

3.- Jefes finales: un jefe que termina una sección.

Y si bien el juego cumple con los tres puntos, solamente lo hace de manera parcial, lo que modifica completamente la manera en que se juega.

Desde el comienzo Gex plantea el hecho de no ser necesario seguir un solo camino para concluir un nivel, siempre y cuando se consiga el control remoto. Y para esto se basa en un sistema de portales secretos y un diseño laberíntico de algunos de sus niveles, que lamentablemente falla en un punto importante: no hay mapa o indicador visual que te diga dónde estás.

PortalesGex

Portales secretos

Y sí, ya sé que muchos dirán que un mapa no es de gamers hardcore y todo eso, pero en un juego 2D el campo de visión se ve limitado y no siempre se sabe a dónde se está yendo, contrario a lo que pasa en uno 3D. Por ejemplo, en juegos como Crash, Tomb Raider e incluso Gex: Enter the Gecko y Gex 3: Deep Cover Gecko, el tener una perspectiva tridimensional ayuda al momento de buscar o intuir en dónde se encuentran los objetos a recolectar; en Gex esto no pasa.

Y sí, pueden pensar en Mario Bros (1, 2, 3, world, etc.) y cómo implementó el mismo sistema 2D con éxito, pero Mario Bros no es Gex. La gran diferencia de por qué funcionó para el plomero bigotón y cómo no lo hace para nuestra lagartija verde, está en la cámara del juego.

Mario tiene una cámara alejada que permite ver a la perfección las plataformas, enemigos y posibles lugares para explorar; en cambio, Gex cuenta con una vista más cercana al personaje, lo que reduce el rango de visión. Esto resulta más claro en los niveles laberínticos del cementerio o de caricatulandia, donde se avanza con la esperanza de ir en el sentido correcto sin saber la locación exacta del control remoto.

ComparacionCamaras

Cámara en Gex vs cámara en Mario

Sin embargo, el hecho de no contar con un mapa pudiera no ser del todo malo si se favoreciera el sentido de exploración que algunos niveles proponen con power-ups bien justificados. Hemos llegado al segundo punto de nuestra lista.

Los power-ups o comúnmente llamados poderes, deben cumplir la función de modificar la jugabilidad del personaje para facilitar el avance del jugador a través del nivel, sin que esto signifique degradar la dificultad del mismo. Por ejemplo: la flor en Mario Bros permite lanzar fuego y Aku Aku le da inmunidad a Crash, siendo ambos cambios esenciales durante el juego. Sin embargo, en Gex esta sensación se pierde, pues aunque existen varios power-ups, éstos no poseen un impacto suficientemente fuerte como para justificar su aparición ni la pena de preocuparse por tomar alguno, salvo claro está, las vidas extra (benditas vidas extra).

Claro que lanzar fuego, hielo o electricidad por la boca luce genial y permite eliminar a los enemigos, pero nada de esto sirve pues de todos modos se pueden matar con los movimientos básicos de Gex, sin que represente mayor dificultad. Por supuesto, hay zonas en las cuales se requiere de mayor velocidad o un poco de inmunidad y los power-ups aparecen, pero son contadas las ocasiones en las que sucede. Pudiera pensarse que quizá sea con los jefes finales donde los poderes cobren importancia, pero en tales escenarios lo único que resalta es la habilidad que se tenga con los movimientos básicos, ya que todos ellos salvo Rez, se pueden derrotar sin que un solo power-up se active.

PoderesGex

Poderes en Gex

La manera más fácil de sentir el desperdicio que Gex hace en la recolección de objetos es al considerar las moscas que podemos o no recoger mientras avanzamos en los niveles. Si bien el obtener cien de éstas nos otorga una vida extra, el impacto que tiene su búsqueda no justifica el gasto de tiempo para hacerlo, pues de todos modos, el juego es bastante caritativo en cuanto a vidas extra se refiere. Vamos, que si no dieran nada por recolectar cien moscas, el juego se sentiría igual.

Y esto también puede compararse con Mario Bros y Crash Bandicoot (si ya sé que estoy obsesionado con ellos, pero son ejemplos de cómo hacer bien las cosas). En Mario, tomemos como ejemplo las monedas; podemos recolectarlas o no y sea cual sea nuestra elección, no afecta el ritmo del juego. Además, Mario no se caracteriza por otorgar muchas segundas oportunidades (bueno si tomamos en cuenta solo los primeros títulos…), por lo que el juntar cien monedas, aunque no sea nuestro objetivo principal, resulta satisfactorio.

Algo similar ocurre en Crash Bandicoot, donde no hace falta que busquemos caminos alternos para hallar manzanas, ya que los mismos niveles de bonus nos regalan una buena cantidad. Y salvo el primer título de la saga, los demás Crash relegan la recolección de manzanas a un segundo plano en favor de otros ítems de mayor importancia, manteniendo así un equilibrio en los objetos disponibles y su relevancia.

Probablemente hubiese sido interesante hallar una mayor diversidad de alternativas en los niveles de forma tal que cada una estuviera determinada por el tipo de power-up que se tuviera al momento, haciendo con esto importante pensar si tomar o no un poder determinado (no es así Castlevania?), porque de la manera en que está estructurado el juego, la exploración se convierte en algo que produce flojera.

En el aspecto de la dificultad hay que mencionar que Gex no es un juego fácil. No se toma la molestia de explicarte todo y al igual que el primer Crash, Resident Evil o Silent Hill, nuestra pequeña lagartija aprende a ensayo y error, y aunque podemos hallar pequeños signos de interrogación que al golpearlos nos aconsejan sobre cómo actuar, la verdad es que en muchas ocasiones lo único que cuenta es qué tanta maña tengamos como jugadores. Quizá sea esto lo que explique el por qué los niveles de Rezopolis son para muchos una completa tortura y el porqué cuando se enfrenta a los jefes finales por primera vez, no se tiene ni idea de qué hacer.

Claro, Gex no posee la dificultad de juegos legendarios como Mega Man (cualquiera de NES y SNES), Ninja Gaiden o Gouls and Goblins (bendito juego…), basada en patrones rápidos o en triquiñuelas en la reaparición de enemigos y la disposición de los ítems. Pero sí tiene una dificultad que confía en el diseño de sus niveles (y en un control que no responde!).

La ubicación de los enemigos y las mezclas entre diferentes tipos de plataformas hacen que se tengan diferentes velocidades de juego, a las cuales hay que adaptarse lo más rápido posible. Así, mientras que en los primeros niveles puede sentirse todo un poco lento, el ritmo del juego sube y de pronto nos encontramos huyendo de un gusano gigante o en el mundo mecanizado de Rezopolis, tierra de televisiones voladoras, bandas transportadoras y antenas mortales que al más puro estilo retro, acaban con la vida de Gex si éste las toca con un solo pixel.

El detalle de los controles merece mencionarse porque Gex es un juego que pudiera haberse controlado mejor pero, ya sea por diseño o simple descuido, no lo hace y termina siendo frustrante en situaciones donde se requiere una precisión absoluta. El saltar y correr entre plataformas móviles se convierte en una tarea truculenta al existir un ligero retraso entre ambos movimientos, la respuesta de los botones no es inmediata, como sí pasa en los mejores plataformeros.

En el apartado sonoro hay que decir que no es el mejor de su generación, pero tampoco de los peores. Cumple su función de ambientación y se agradecen las variaciones distinguibles entre los mundos, que desean remarcar que se trata de programas de televisión parodiados. Pero si buscas o esperas que al menos uno de sus arreglos quede grabado en tu memoria, muy probablemente no suceda. Los efectos de sonido son de calidad media (nada del otro mundo) y en general se encuentran bien empalmados con los movimientos de Gex.

Las cuestiones gráficas destacan por tener una buena paleta de colores pero sin alcanzar a los grandes del género. El nivel de detalle es bueno, para un juego en 2D, pero hace que me pregunte si no era posible mejorar la calidad de las texturas. Si bien el PS1 no permitía generar texturas espectaculares ni un detallado soberbio según los estándares actuales, sí que hubo una gran cantidad de juegos que supieron aprovecharlo.

Consideremos por ejemplo a Castlevania: Symphony of the Night (claro que para muchos no es el mejor de la historia, pero ilustra bien la idea). Castlevania SOTN, es un claro ejemplo de cómo sacrificar cierto aspecto de un juego a cambio de agregar profundidad en otro. Con tal de ser un juego de bastante duración y profundidad, opta por el estilo gráfico de la saga (2D y no busca inventar en 3D) y se concentra en hacerlo bien. Basta mirar la escena de la biblioteca.

castlevania_symphony_of_the_night-2113159

La cantidad de elementos que pueden apreciarse en la imagen es tal que transmiten el ambiente que el juego quiere establecer: estamos dentro del castillo de Drácula, intentando negociar con un sabio, en una biblioteca antigua. Vamos, que incluso es posible distinguir los libros en las estanterías y el efecto de la antorcha frente a nosotros.

En cambio prestemos atención a uno de los niveles de Rezopolis que anteceden el encuentro final del juego.

hqdefault

¿Qué nos dice esta imagen? A simple vista y si no supiéramos que se trata de uno de los niveles más complicados, no seríamos capaces de dilucidar la importancia de la escena. Sí, hay una gran cantidad de colores y detalles, pero éstos no hablan por sí mismos. El fondo es repetitivo, la banda transportadora no se aprecia por sí sola y la forma en la que Gex se mezcla con el escenario, luce un tanto artificial.

Y es entendible que esta combinación de factores luzca diferente a la de muchos juegos, después de todo, Gex opta por un estilo gráfico que recuerda a Mortal Kombat (personajes y fondo bastante diferenciados). Pero esto contrasta cuando se compara la imagen anterior con cualquiera de los primeros niveles, como por ejemplo, el cementerio.

Gex-PSOne-Gameplay-Screenshot-2

Aquí puede sentirse el estilo de un cementerio. El fondo contrasta con las lápidas del frente y los enemigos ayudan a mantener la fantasía del camposanto. No hay tantos colores como en el nivel de Rezopolis, pero cada uno contribuye al propósito general del diseño. Entonces, ¿no era posible proyectar así el ambiente de cada uno de los mundos en todos sus niveles?

Y espero no se mal entienda, Gex no tiene un mal diseño gráfico. Cada uno de sus mundos maneja una buena variedad de tonos y combinaciones, pero no son capaces de transmitir consistentemente el ambiente en el que están inspirados.

El hecho de que exista este desequilibrio pudiera sugerir que Gex apuesta en cambio por una rejugabilidad que agregue duración al título, cosa que lamentablemente no es así. La estructura del juego favorece el uso de secretos: los niveles laberínticos y el fomento por la exploración, son el escenario perfecto para esconder cosas (si hasta Call of Duty lo ha hecho así), pero en Gex los únicos secretos son una serie de niveles bonus que permiten desbloquear el Planeta X, un mundo oculto que al ser completado nos otorga un final especial.

Entonces, sí hay secretos y rejugabilidad, ¿no? Bueno…sí y no. El problema con estos secretos, es que son solo pruebas de habilidad que ofrecen un reto pero no nos incentivan a completarlas sin fallar, caso en el cual se nos otorga un fragmento del control especial para llegar al Planeta X.

El juego justifica la existencia de estos bonus con un premio de vidas extra basado en el puntaje obtenido, pero como ya se mencionó, Gex es realmente fácil cuando de obtener vidas se trata (están hasta debajo de las piedras!). ¿No habría sido mejor otorgar algo más tras completar cada uno de los bonus? ¿Un personaje extra, como algún miembro de la familia de Gex? ¿Algún poder de verdad útil? Una recompensa así produciría el deseo de intentar una y otra vez el desafío, aumentando con ello la rejugabilidad y la probabilidad de obtener uno de estos controles especiales.

Y es que Gex, con todo lo que se ha mencionado, no es más que un juego, como suele decirse, de una pasada. Lo probarás una vez y lograrás terminarlo, pero luego de eso, seguramente irá a la repisa de lo retro.

Finalmente hay que hablar sobre el sistema de guardado y códigos (trucos!), los cuales por cierto se encuentran muy ligados. Por un lado, para grabar una partida no se requiere de una tarjeta de memoria y basta utilizar passwords, que se consiguen al hallar videocintas escondidas en ciertos niveles o al vencer un jefe. Y esto es bastante interesante, considerando que en aquellos años no siempre era fácil conseguir estas memorias.

Lo malo de este sistema es que si, como a muchos, la exploración de los niveles no te ha seducido lo suficiente como para llevarla a cabo, la mayoría de las veces terminarás esperando a guardar hasta que acabes todo el mundo en el que te encuentras. De otro modo pues…

Existe la posibilidad de abusar de los cheat codes!! (oh yeah!) Porque cuando de trucos se trata, Gex es un juego que se pinta solo y en la red se pueden hallar una gran cantidad de passwords para vidas extra (por si las del juego no te bastan), inmunidad, lengua de hielo, de fuego, de electricidad (de viento, no esa no) y hasta para desbloquear todo el juego (sí, incluyendo el Planeta X).

Para terminar debo decir que personalmente la saga de Gex me trae buenos recuerdos, sobre todo los últimos dos, que resultan más amigables al jugador y su sistema permite disfrutar mucho más de las parodias, y puedo entender por qué para muchos, Gex resulta el bicho raro de la trilogía, a pesar de ser el título que dio a luz a este personaje icónico de la PS1 por tanto tiempo.

Claro, el juego dista mucho de ser perfecto y no fue promovido adecuadamente (a pesar de sus ventas), lo que no le ha hecho envejecer como debiera, pero NO es un mal título. Tiene sus fallos, de eso no hay duda, pero es un juego que ofrece diversión (al menos por un par de horas). Si eres un amante de los plataformas que busca algo diferente y no te importa jugar lo retro, lo clásico o como que sea que le llames, Gex es sin duda tu juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s